Tips para fortalecer la relación entre madres e hijos

No todas las madres disponen de tiempo libre suficiente para pasarlo con sus hijos y aún en los casos es los que no se interponen otras obligaciones, este tiempo no siempre está bien invertido. En este artículo vamos a compartir contigo algunos tips para que como madre puedas fortalecer la relación con tus hijos y pasar más tiempo de calidad a su lado.

1 – Conocer a nuestros hijos

Dependiendo de los criterios de educación que prefieras seguir, puede que seas de las amdres que prefiere ser una figura de autoridad que una amiga para tus hijos. Sin embargo, para poder establecer confianza y cariño entre amabas parte, siempre es necesario un poco de acercamiento que nos permita conocer mejor a nuestros hijos de lo que creemos.

Podemos conseguir este objetivo con pequeños gestos como salir juntos a desayunar o a merendar a una cafetería a media tarde. Para nuestros hijos es muy importante poder disponer por un momento de toda nuestra atención. Para ti, como madre, es el momento perfecto para comprender cómo se siente su hija en general. También es el momento para empatizar con tu hijo o con tu hija y hacerle saber que tú también tuviste su edad y que viviste las mismas cosas.

2 – Fomentar su autoestima

Como madres, tenemos un importante papel para hacer que nuestros hijos acepten los defectos que no pueden cambiar de su físico y que saquen partido a sus puntos fuertes. En una tarde de compras y de sesiones de belleza puede aprender de ti consejos básicos acordes con su edad. Si tienes hijas adolescentes, es posible que confundan belleza con exceso de maquillaje, con ropa mal elegida o que tomen como modelo de belleza hábitos poco saludables. Haz ver a tus hijos de qué conductas deben huir y cuáles son sus riesgos; así como ofréceles tu apoyo para seguir otros caminos.

3 – Demostrar tu orgullo

Si tus hijos han destacado por algo en concreto, una buena acción o unas buenas notas, es bueno que celebres tu alegría pasando un día especial con ellos, como yendo al zoo, al acuario o a un espectáculo. No debemos confundir estas acciones como una recompensa solo por hacer bien las cosas, pues es su deber, pero tampoco debemos desaprovechar esta oportunidad para brindar nuestro apoyo a nuestros hijos y hacerles ver que las cosas buenas atraen cosas buenas (y no solo materiales).

4 – Ayúdales en su futuro

Puede que tus hijos siempre hayan tenido muy claro a qué quieren dedicarse, pero también puede que aún no hayan descubierto cuál es su aspiración laboral para el futuro y que sientan dudas o que por ese motivo les falte motivación para los estudios. El apoyo de los padres en los estudios es muy importante, sobre todo si se enfoca a largo plazo. No solamente debes ayudarle a comprender los deberes o buscarle un profesor particular si lo necesita, sino que también será bueno que le ayudes a hacer este de orientación profesional, que acudas con ellos a jornadas de puertas abiertas de universidades y centros de estudio para que puedan ver su aplicación más práctica, etc.

En definitiva, para fortalecer la relación entre madres e hijos, siempre podemos acercarnos a ellos desde una tanto perspectiva personal como física o educativa. Apoya a tu hijo en cada momento, con empatía y haciéndoles entender la proyección para el futuro de tus consejos.  Seguro que tu apoyo refuerza su autoestima y que es algo que nunca olvidarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *