¿Qué necesitas? Los tipos de cámara más adecuados para tu hogar y más

Consultando webs especializadas como alarmasyvideovigilancia.com nos damos cuenta de que existen multitud de posibilidades a la hora de elegir una cámara de videovigilancia. Y realmente son una opción que debemos considerar si queremos reforzar la seguridad de nuestro hogar.

¿Y en cuanto a su integración con nuestra decoración? No representan ningún problema porque la mayoría de cámaras tienen diseños minimal, pulidos, en elegantes blancos que a la vez resultan discretos y perfectos para disimularse entre el resto de elementos del hogar.

En este post te hablamos de distintos tipos de cámara, según cuál sea el uso que quieres darle. ¿Dónde vas a poner tus cámaras?

 

Breve guía de los usos de cámaras de videovigilancia

 

Para empresas

Se suelen instalar cámaras con movimiento, que permiten cubrir una gran superficie a la vez que se pueden enfocar para vigilar áreas específicas. Tienen opción de zoom para obtener imágenes claras y nítidas que ayuden a la identificación de individuos en caso de que fuera necesario (ante casos de robo, por ejemplo). También sirven como estímulo a la producción, ya que los trabajadores se saben vigilados.

 

Para comercios

Las cámaras a color para CCTV (circuito cerrado de vigilancia, con monitores) y las más discretas cámaras domo suelen ser las elegidas para este tipo de espacios. En los comercios las cámaras sirven como disuasión ante los robos y en muchos casos es conveniente hacer muy visible la presencia de cámaras, poniendo los monitores de CCTV a la vista de los clientes para que sepan que están siendo controlados. Las cámaras domo son ideales en caso de que queramos detectar comportamientos poco lícitos por parte de los trabajadores, por ejemplo, cuando sospechamos que sustraen productos o dinero.

Alarmas tienda

Para el hogar

Hay muchas posibilidades aptas para el hogar, desde las cámaras CCTV a las cámaras ocultas pasando por las cámaras IP inalámbricas. Dependerá de si las queremos ubicar en el interior o el exterior de la vivienda y de si queremos que sean visibles o que pasen desapercibidas. Si lo que queremos es que no estorben demasiado a la vista y se mimeticen con el resto de la decoración, podemos optar por las minicámaras, que dan buenos resultados y además por un coste reducido. Una recomendación general para los sistemas de videovigilancia en el hogar es que procures cubrir la máxima superficie posible, que grabes desde las habitaciones a los jardines, interiores y exteriores. Así tu propiedad estará cubierta y no tendrá puntos flacos que puedan resultar tentadores para los delincuentes.

 

Para espiar

Dicho de otra forma, existen opciones interesantes de cámaras espía para controlar espacios en esos casos en los que está mal visto instalar sistemas de videovigilancia. En el mercado hay distintos modelos de cámaras ocultas, muy pequeñas, que harán bien su función y de una forma totalmente imperceptible para las visitas. También es interesante que camufles las cámaras. ¿Dónde? Hay escondites clásicos como los jarrones de flores y opciones más avanzadas como camuflar la cámara en el detector de humos o en un sensor PIR (también conocido como detector de movimiento pasivo). Nadie podrá encontrarlas allí.

¿Te ha parecido interesante el post? ¡Compártelo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *