Estampados a rayas en vertical, horizontal o diagonal.

Las rayas suelen convertirse en una propuesta muy atrevida, repleta de dinamismo, y pueden incorporarse a nuestro hogar de manera vertical, horizontal o diagonal.

cortinas-estilo31

A la hora de escoger este tipo de estampado son variadas las alternativas en el mercado. Puedes optar por rayas de diferentes grosores e innumerables combinaciones de colores, lo que lo convierte en una opción personalizada.

Sin embargo, mucha gente las excluye al momento de ambientar por miedo a no hallar la forma correcta de combinarlas en muebles o accesorios.

 

“Combinar tapizados en líneas no es tan fácil como lo es con los sólidos, pero no es imposible. Lo ideal es que el fondo que tenga ese textil de las líneas (pensando en que se trate de una butaca) sea parecido al color que tenga el sofá, por ejemplo. Así, va a predominar el color que queramos”, destaca Ileana Palacios, propietaria de Palacios en Puerto Nuevo.

Ahora, la pregunta obligada es hasta dónde están permitidas las líneas: sólo en piezas pequeñas o de acentos, o se pueden considerar en áreas más amplias.

“Es mejor utilizarlas en piezas pequeñas o para tapizar sofás de líneas monocromáticas, preferiblemente en un patrón ancho. El blanco sobre blanco, crema sobre blanco o crema sobre crema, puede verse muy elegante si las telas tienen hilos de diferentes texturas”, agrega.

Por su parte, la diseñadora de interiores Brenda Ortega destaca que al momento de hablar de creatividad, también es preciso recordar la escala y proporción.

“Cuanto menor sea el espacio, más pequeños deben de ser los motivos de las tapicerías, empapelados o alfombras. Si tienes un espacio amplio, puedes incluir los diseños más grandes. Tomando este dato en consideración, sabrás cómo manejar las piezas y cuán atrevidos podemos ser”, dice.

Según las expertas, no es necesario repetir el color de las líneas de los textiles en paredes. Sobre todo, si éstas están presentes como un acento.

“Todo depende de dónde hayas puesto las rayas. No llevaría necesariamente un color de una tela de acento a las paredes. Estas deben conservarse en un tono neutral. Claro, existe la alternativa de combinar líneas con flores o patrones geométricos. Hay muchas alternativas si son amantes de los colores y la fusión de estilos. ¿Cómo deben utilizarse esas líneas? De forma vertical por supuesto”, recomienda Palacios.

Ortega, a tono con esto, recomienda algunas maneras para combinar los estampados de los textiles con el resto del espacio. En una habitación juvenil, puedes llevar las líneas a las paredes, eso te ayuda a definir aún más el espacio. Además, sugiere que si la colcha tiene flores y círculos, en los cojines puedes llevar esos estampados junto con las líneas y sólidos para lograr un ritmo.

“Las líneas pueden contribuir a variar el aspecto y las dimensiones de una habitación. Las horizontales dan la impresión de mayor anchura y menos altura. Las verticales dan la sensación de mayor altura y amplitud general”, apunta la diseñadora.

Recomendaciones

Un sofá o una butaca tapizada con rayas azul marino para la casa de la playa.

Líneas de colores primarios en las habitaciones de los niños.

Puedes pintar la pared de un color básico y con un nivel, dibujar líneas del ancho que quieras. Las de 3” funcionan muy bien.

Si la habitación es de bebé, puedes pintarla en tonos pasteles o para hacerlas más simpáticas, selecciona los colores primarios y úsalos sobre fondo blanco.

Con cojines de líneas vas a la segura. Si las piezas grandes tapizadas son sólidas, puedes combinar con diferentes rayas, siempre y cuando busques un “común denominador” en el fondo de la tela.

Las rayas en cortinas se ven espectaculares. Usa colores alegres para jóvenes o suaves y sofisticados para adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *