Cómo decorar una habitación pequeña

En ocasiones, incluso aunque estemos buscando un piso con habitaciones grandes, puede ocurrir que acabemos en uno con espacios pequeños. Puede ser tu dormitorio, la habitación de invitados u otra posibilidad. Y siempre nos preguntamos: ¿cabrá aquí un sofá? ¿Ilumino con lámparas de pie? ¿O, mejor, con un aplique?

A continuación, te damos algunas ideas que pueden salvarte espacio y dar sensación de mayor amplitud, para que la pequeña habitación resulte bien aprovechada.

El uso de los colores

Opta por los colores claros y, si quieres, aporta una nota de color en diferentes puntos para subir la intensidad. Pero no abuses de ello; los colores intensos dan la sensación de cerrar espacio, mientras que los claros aportan amplitud.

Materiales claros y ligeros

Por ejemplo, si tienes una mesita de cristal, no sólo será resistente, sino que resultará muy ligero a nivel visual. No parecerá que está quitando espacio en ningún momento.

Mobiliario multifuncional

Opta por mesillas extensibles, que puedan servir, por ejemplo, como mesitas de noche y, a la vez, como escritorio. Asimismo, los sofás cama son otra buena idea para ganar comodidad, espacio y amplitud.

Escoge bien, pero poco

No recargues el espacio, puesto que sólo hará que aumente la sensación de empequeñecimiento, y nos lo complicará todo a la hora de guardar nuestras pertenencias y de limpiar el espacio.

Sobre los revestimientos

Evita las juntas y los azulejos. Es preferible que pongas madera en el suelo, y en las paredes, es preferible usar el cristal que los azulejos.

Pon algunos espejos

Usa los espejos de manera estratégica, porque aportan sensación de amplitud al dar el efecto óptico del doble espacio. Pero no caigas en la tentación de terminar colocando demasiados.

Haz el techo más alto

La manera de crear este efecto óptico es colocando una franja de 20cm entre la pared y el techo para que parezca que está más arriba.

Usa los elementos a tu favor

Por ejemplo, si la habitación cuenta con una chimenea, puedes usar la parte superior como estantería donde colocar tus libros.

Al final, verás que no tienes más que echarle un poco de creatividad para sacarle partido a la habitación pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *