Consejos para la limpieza en una comunidad de vecinos

La limpieza de las zonas comunes puede suponer, más a menudo de lo que nos gustaría, un problema entre vecinos, a causa de motivos como quién ensucia o limpia más o menos. En casos como estos, lo ideal es contratar servicios de limpieza como los de www.netipulit.com, pero también podemos seguir una serie de consejos para que se ensucie menos y para limpiar de manera eficiente.

Pero ¿cómo conseguir que las zonas comunes permanezcan limpias? El portal, las escaleras o los rellanos pueden ser puntos clave para mantener una buena relación con los vecinos.

Estos son algunos de los puntos que puedes tener en cuenta para que la tranquilidad no se rompa

No dejes puertas abiertas

Evita que se cuele la suciedad y polvo del exterior y, sobre todo, que estos se distribuyan por estancias anexas.

Fuera el polvo

Hay que pasar un plumero o un paño que no deje pelusa en elementos ornamentales, en caso de que los haya. Así, evitaremos que se esparza cuando la zona en cuestión esté limpia.

No desatender el suelo

Los suelos se deben barrer y fregar, o bien, pasar una mopa de manera habitual para eliminar el polvo que se esté acumulando. Lo ideal es usar materiales de microfibra, que funcionan como un maravilloso soporte contra los microbios.

En los rellanos, deberemos levantar los felpudos para, así, tener acceso a toda la superficie del suelo. Después, los fregaremos para acabar con cualquier resto de manchas o, en general, de suciedad. En estos casos, usar un producto desinfectante será muy apropiado, dado que, de este modo, conseguiremos un mejor resultado de higienización.

Ascensores

Hay que llevar a cabo un proceso de higienización, de igual modo que con el suelo.

Cristales

Las zonas acristaladas requieren de mucha atención para limpiarlos. Lo primero es acabar con las huellas por contacto. Si hablamos de ventanas, además, deberemos limpiar, primero, persianas y marcos y, posteriormente, los cristales. Podemos usar una mezcla de agua y vinagre blanco y frotar con un paño que no suelte pelusa.

Como en todas las zonas, comunes o no, de vez en cuando tendremos que realizar una limpieza a fondo. Tendremos que acordar con los vecinos cada cuánto tiempo realizarla y cómo rotar esta tarea más pesada, de modo que todos los pisos se encarguen de esta tarea de manera equitativa. Recuerda que la limpieza es uno de los puntos clave para que no se rompa la armonía vecinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *